Emblema de la ciudad

Emblema de la ciudad
Palacio Municipal de 1888

lunes, 18 de octubre de 2010

Nuestro Río Paraná

Naciendo en las entrañas de los estados brasileños de Sao Paulo, Minas Gerais y Mato Grosso del Sur, de la confluencia del río  Grande y Paranaíba, recorre 3.940 kilómetros para desembocar luego en el río de La Plata.
Generosamente ingresa a nuestro país compartiendo la formación de una de las siete maravillas del mundo: las Cataratas del Iguazú.
Largo es su destino, generoso su recorrido a orillas del cual se han formado provincias que explotan su riqueza hidroeléctrica, la pesca, la navegación.
Es el río que hermana a Brasil, Paraguay y Argentina, aportando en cada tramo lo necesario para ser único.
Es así que debido a su gran extensión está dividido en tres tramos: el superior, el medio y el inferior.
Y San Pedro forma parte de esa gran columna vertebral en su tramo inferior.
Su presencia le da un toque especial a la ciudad con barrancas que se sumergen bajo sus faldas color chocolate de a rato o más clara si el sol refleja en el su luz incandecente.
San Pedro se encuentra en el Km 274.5 viniendo de Buenos Aires, siendo este tramo navegable aún para los barcos de gran calado.
Si bien es cierto que Vuelta de Obligado es el lugar privilegiado ya que sus aguas llegan hasta la costa, bañando las barrancas, pero a pocos metros se desvía hacia la izquierda alejándose de nuestra costa teniendo que embarcarse para llegar hasta El.
Por eso cuando Usted visita la ciudad, no se encontrará a orillas del Paraná, sino que lo hará con la orilla del riacho o de la ex laguna, ambos reciben las aguas del Paraná por dos bocas aguas arriba con una sola salida aguas abajo a la altura del puerto de ultramar.
Publicar un comentario