Emblema de la ciudad

Emblema de la ciudad
Palacio Municipal de 1888

jueves, 25 de agosto de 2011

Nuestra Sra. del Socorro, Patrona de San Pedro desde 1763

La imagen de la virgen fue solicitada a España y trasladada al pueblo de Borburata, junto con otra virgen. La leyenda dice que se confundieron las imágenes, enviaron la imágen de Nuestra Señora del Socorro al Perú, mientras que la Dolorosa quedó en el pueblo. Desde el altiplano hicieron el reclamo pero, según el poeta Andrés Eloy Blanco, desde estos pagos contestaron: “Pueblo no cambia virgen”.
La primera noticia que se conoce de una imagen de la Virgen María con la advocación de Nuestra Señora del Socorro proviene del convento de los padres Agustinos de Mallorca, en 1946. El sacerdote Juan Exarch, agustino, fue destinado en 1480 para fundar un convento de la orden en Palma de Mallorca, respetando la voluntad para que la Virgen del Socorro, de la cual era muy devoto, fuese venerada en Mallorca.

La Santísima Virgen cumplió sus deseos, obrando un gran milagro al visitar a un enfermo incurable que al encomendarse a su devoción recuperó su salud.
Agradecido, el enfermo y su mujer donaron sus bienes y sus tierras para que se edificase en Palma el convento con el título de Nuestra Señora del Socorro.
(Datos obtenidos de las antiguas publicaciones existentes en la parroquia ubicada en calle Juncal 876, cerca de Retiro).

En San Pedro desde 1763 acompaña a la población, cuando fue traída desde Oruro Bolivia con la expresa condición que fuera nombrada Patrona del lugar, el responsable de su llegada fue el Fraile Fray Alonzo del Pozo cuando fue enviado por la orden del convento Recoletos españoles que funcionaba en el lugar al alto Perú para recaudar fondos y poder terminar el convento que se eregía donde hoy funciona el palacio municipal.
Al llegar a Oruro, el fraile se encontró con muchas donaciones y entre ellas la imágen de la virgen, española vestida, sentada en una sillita de madera con su hijo en brazos.
Cada 8 de Septiembre San Pedro le rinde homenaje por lo que se la peina, su cabello es natural, se le cambia el vestido y se la lleva en procesión, durante todo el mes permanece al alcance de la población que se acerca a su altar para orar, o simplemente estar en su presencia.


Publicar un comentario