Emblema de la ciudad

Emblema de la ciudad
Palacio Municipal de 1888

lunes, 22 de abril de 2013

Hotal Palace- Antiguos dueños: Miguel Porta

Es probable que cuando alguien oiga el nombre de Miguel Porta solo lo asocie con una calle de nuestra Ciudad, pero ese nombre recuerda a uno de los tantos ciudadanos emprendedores y progresitas que desde otras tierras llegaron a la nuestra en busca de otros horizontes. "El Sr. Porta ha tenido larga y destacada actuación en la vida sampedrina. Era oriundo de la madre patria y vino a la Argentina el año 1870, cuando contaba 25 años. Desembarcó en la Ensenada y enseguida se ocupó como peón de un horno de ladrillos; marchó después a Santa Fe, a trabajar una concesión de tierras, pero hubo de abandonarla a causa de los malones de la indiada que dominaba en aquellos parajes. De allí se vino a pie a San Pedro, donde empezó a destacarse como hombre de empresa y de generosos impulsos. Su primer comercio fue verdulería, produciendo como agricultor lo que vendía en su negocio; más tarde fue acopiador de cueros con anexo de carnicería. Con su hermano D. Santiago ¡(otro pionner fallecido hace alrededor de 30 años), arrendaron mucho campo en Obligado, desde 1886 a 1888, fecha en que fundaron el Almacén El Globo, indispensable para la extensa contaba con 9000 cuadras entre Santa Fe y esta. Siempre asociado con su hermano D. Santiago, compraron una flotilla en 1895, para el embarque de cereales e inauguran el el puerto Obligado con el primer embarque de cereales. Levantaron los primeros galpones y construyeron y pusieron en uso barreras que D. Miguel ideara para atajar la langosta que venia entonces en grandes invasiones. En 1901 constituyeron la sociedad Porta y Pujol, para adquirir una pequeña usina eléctrica , que sirvió de basa para la iluminación eléctrica pública que siguió. Tuvieron escritorio de acopio de cereales, equipos de trilladoras,desgranadoras, tropas de chatas etc. Construyeron un gran edificio conocido como La Palma, en el que hoy está instalado el Cine Teatro, el café y la tienda mismo nombre. En él establecieron, en 1899, la tienda, que también se llamó La Palma. En la casa de enfrente estaba instalado el Almacén y Escritorio de cereales. La vida de ese hombre bueno que ha bajado a la tumba ha sido ejemplar. Ha sido laborioso y emprendedor, pero no con la ambición de almacenar dinero. Su ambición era la de realizar obra, grande y útil para todos y en la misma expansión de los negocios que realizó vivía mucha gente laboriosa. Haciendo verdadera a justicia sus méritos, el sepelio de los restos del Sr. Porta constituido un homenaje de nuestra ciudad y nuestra campaña, pues, vecinos numerosos de ambas formaron un gran cortejo que lo acompañó a la última morada. Ahí, al depositar el féretro, hizo uso de la palabra el Dr. Jaime A. Solsona , en representación de la Sociedad Española." Fuente: El Imparcial 17 de agosto de 1935 Hoy es un hermoso Hotel restaurado, recuperado, donde los servicios son de primera, ubicado en un punto estratégico muy interesante en cuento se encuentra a pocos pasos del centro y a su vez muy cerca de la zona costera.
Publicar un comentario